Zócalo de prueba en los ensayos finales de los chips

En la fabricación de microchips es importante probar los chips bajo distintas condiciones para asegurarse de que cumplen todas sus funciones y además son duraderos. Se utilizan diferentes zócalos de prueba, y en cada uno de ellos se prueban numerosos microchips según las especificaciones de los diseñadores de los circuitos integrados. Como para fabricar los zócalos de prueba se utilizan diversos tipos de plásticos de ingeniería y de altas prestaciones, la demanda de materiales plásticos sigue creciendo rápidamente.

Todas las variantes de los zócalos de prueba tienen que tener siempre las mismas propiedades básicas. Esto incluye una gran estabilidad dimensional en un amplio margen de temperaturas, buena mecanización con mínima formación de rebabas y buena resistencia mecánica y rigidez. Estas propiedades son importantes porque los zócalos de prueba deben pasar varias pruebas y, al mismo tiempo, ser resistentes y durar varios ciclos de pruebas. Además, el material para los zócalos de prueba para circuitos impresos se elige en función de la temperatura de funcionamiento, las propiedades eléctricas y su coste.

Para zócalos de prueba recomendamos, en particular:

TECAPEEK CMF es una opción ligeramente más rentable que las poliimidas. Es especialmente adecuado para aquellas aplicaciones en las que se necesitan las excelentes características de estabilidad dimensional que se requieren para el mecanizado de orificios y perforaciones de pequeño tamaño habituales en la microfabricación, además de una alta resistencia térmica. TECAPEEK CMF tiene buena ductilidad y resistencia a la abrasión, lo que permite que siga cumpliendo las tolerancias incluso después de insertar 100.000 chips.

TECAPEI es una excelente opción de menor coste cuando no importan las propiedades de disipación de electricidad estática y los requisitos térmicos son solo moderadamente altos. También muestra propiedades constantes y estabilidad dimensional en un amplio margen de temperaturas en constante cambio. No debería emplearse en situaciones que requieren la perforación de orificios microscópicos. TECAPEI GF30 es una versión refinada de TECAPEI con un 30 % de polieterimida reforzada con fibra de vidrio. Tiene mayor rigidez y una estabilidad dimensional mejorada, al mismo tiempo que mantiene muchas de las características útiles del PEI sin aditivos.

La alternativa más cara, las poliimidas TECASINT, también es la que mejores prestaciones ofrece. TECASINT es la elección ideal para las aplicaciones de alta temperatura más complejas.  Podemos proporcionar este material a base de poliimida con o sin propiedades de disipación de electricidad estática.

Todos los materiales indicados tienen una excelente mecanización con una mínima formación de rebabas. Por eso es posible fabricar zócalos de prueba con tolerancias muy pequeñas. Utilizando TECAPEEK CMF y TECAPEI se puede alargar significativamente la vida útil de los zócalos de prueba, y además los materiales son fáciles de mecanizar.

TECAPEEK CMF grey

TECAPEEK CMF es un PEEK con aditivo cerámico.

TECAPEI natural

TECAPEI natural (PEI) tiene una gran resistencia mecánica y rigidez, muy buena resistencia a la hidrólisis, estabilidad dimensional y una temperatura de servicio a largo plazo relativamente alta...

TECASINT 1011 natural

TECASINT 1011 TECASINT 1011 es una poliimida natural sin aditivos. Este material destaca especialmente dentro de la familia de productos TECASINT 1000 por su elevada resistencia y elongación.

Debido a la gran variedad de zócalos de prueba y de los requisitos, también ofrecemos otros materiales igualmente adecuados: